El pasado 28 de enero los alumnos de 2º ESO dejaron sus aulas para realizar una actividad física diferente pero muy completa: Jugar a los bolos.

BOLERA (6)

Por el tipo de movimientos que se deben realizar, este deporte estimula tanto la sincronización psicomotriz gruesa como la fina, lo cual significa que no sólo se requiere perfecta armonía de movimientos de piernas y brazos al ejecutar el tiro, sino del mayor control posible sobre los dedos y palmas de las manos, así como de muñecas y el resto del brazo para conseguir un disparo con la máxima precisión posible.

Ver más fotografías.