EN EL LABORATORIO

El pasado 23 de enero el alumnado de 3º ESO, acudimos al laboratorio a diseccionar un corazón. La gran mayoría diseccionamos un corazón de cerdo, porque es el más parecido al humano, algunos compañeros lo hicieron de ternera.

 

Pudimos observar todo lo aprendido en clase, el gran ventrículo izquierdo que bombea sangre a todo el cuerpo, las válvulas que separan las aurículas de los ventrículos.

 

Al principio estábamos un poco acongojados con la idea de tener un corazón en las manos, pero lo cierto es que estamos deseando que nos propongan otra disección.